Tres enseñanzas que nos deja la pandemia de COVID-19

En el siguiente articulo les comentare 3 enseñanzas que a mi parecer son muy importantes de tomar en cuenta y no podemos dejar pasar sin aprovecharlas.

Los benditos cubrebocas y su significado

Una de las primeras medidas personales de protección que se popularizo fue el uso de cubrebocas y durante la pandemia puede que se les haya dado un rol mas importante del que se debía y además también un muy mal uso en algunos casos (como fue el caso de los cubrebocas N95) pero si algo podemos aprender de esta situación es el sentido de responsabilidad que conlleva el uso correcto de un cubre bocas.

A partir de ahora debemos aprender que el uso de cubrebocas (además de otras medidas como el distanciamiento social y el lavado de manos) significan RESPONSABILIDAD. Aprendimos que somos responsables de nuestro cuidado y del cuidado de los demás. Aprendimos que si estoy enfermo debo de usar un cubrebocas para no contagiar a la gente que me rodea y no solo se trata de COVID-19 sino de cualquier otra enfermedad respiratoria infecciosa.

Ahora sabemos que de nosotros depende que mucha gente se pueda infectar y en nosotros está el protegerlos.

Menos calorías y más ejercicio

Otra gran enseñanza que nos deja la pandemia es el darnos cuenta de que nuestro estilo de vida nos puede poner en mayor riesgo para complicaciones no solo en el caso de COVID-19, si no casi cualquier otra enfermedad si se ve acompañada de enfermedades crónicas como diabetes, obesidad o hipertensión pueden complicar todo.

Por eso debemos replantear lo que estamos haciendo con nuestro cuerpo y los hábitos que tenemos, no se trata de volcarnos totalmente a la vida fitness y comer solo lechuga, se trata de aumentar nuestra actividad física y recortar un poco las calorías que ingerimos, ese pequeño cambio puede traer increíbles beneficios al largo tiempo y así protegernos de ser un punto más en las estadísticas de futuras y actuales enfermedades.

Noticias falsas

No podemos dejar de mencionar a las noticias falsas, que, durante esta pandemia proliferaron. Tenemos que aprender que las redes sociales son parte de nuestra sociedad y son un medio muy útil para compartir información, pero también un medio excelente para difundir información errónea, mal interpretada o incluso generar caos. Debemos entender que las redes sociales también tienen un gran componente económico y mucha gente genera ingresos por el trafico que tienen en su pagina de Facebook (por ejemplo) y la gente hará lo que sea por atraer gente a su página, incluso crear información falsa que les ayude a tener visitas.

Lo que debemos aprender es que cada vez que queramos compartir algo debemos tratar de hacer una pequeña investigación de lo que vamos a compartir, algo tan fácil como abrir cualquier buscador en internet y poner lo que vamos a compartir o acabamos de ver, muchas veces en los resultados de búsqueda encontraras medios oficiales que apoyen o desmientan lo que estas por compartir.

Mientras mas gente sea consciente de lo que comparta mas calidad de informacion tendremos en nuestras redes sociales

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *